lunes, 9 de abril de 2018

Como cuando nada nos embona


Y entonces el presidente Peña le mandó un contundente mensaje a mister Tump. Palabras, más, palabras menos, mi querido y admirado Enrique le dijo que se vaya a desquitar sus frustraciones a otro lado y no se meta con nosotros, que somos rete unidos y que no nos vamos a dejar. El discurso le dio la vuelta al mundo y en todos lados le aplaudieron a nuestro mandatario… En todos lados, menos aquí, donde nadie quedó conforme. Y cuando digo “nadie”, me refiero a la gente de a pie, a las fantásticas redes sociales y a uno que otro destacado periodista.

Que si, por fin, Peña se dignó actuar como presidente, que si se tardó cinco años en dar el mejor discurso de su historia, que si se envalentonó porque ya va a terminar su sexenio y ya nada le importa, que si lo hizo porque ya estaba demasiado presionado y que si las hilachas…

La cuestión es que el gobierno de la República nunca hace nada bien, ¡nunca hace nada bien! ¡Nada! Y miren que los empresarios, los gobiernos estatales, los académicos, los industriales, los candidatos a la presidencia y todos los sectores que componen el Estado mexicano, se subieron al barco y apoyaron la moción del presidente. Sí, leyó usted bien, los cuatro candidatos a la presidencia también apuntalaron los dichos de Peña. Andrés Manuel López Obrador, el dios de los contreras, dijo: "¿qué creen?, apoyo lo que dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, porque por encima de nuestras diferencias está el interés nacional. La patria es primero". ¡Vaya! Una de cal…

Entonces, señores, seamos congruentes y no le busquemos trompa a las hormigas, de veras, si hay algo que debamos aplaudir, pues aplaudamos, no nos cuesta nada reconocer los aciertos, aunque sean pocos, de la gente en el poder. Y no, queridas redes sociales, ni estamos en guerra, ni nos van a encuartelar, no exageren. 

Obituario: Basta escuchar a AMLO cinco minutos para darse cuenta que no ha cambiado…

lunes, 2 de abril de 2018

Basura audiovisual


Los señores candidatos deberían hacen sus campañas con ideas y argumentos y no contaminándonos visual y auditivamente.

Por favor, ¡no más basura electoral! ¿De verdad creen que alguien escucha y ve sus spots? Son, y serán, millones y millones de impactos… Y esto apenas empieza.

Basta con poner un poquito de atención a toda esta propaganda y se darán cuenta de las cantidades industriales de basura que podemos encontrar, son cifras que, para muchos especialistas resultarían hasta peligrosas.

¿Y para qué? Si nadie les ponemos atención, si están ahí, pero nadie les hace caso. Son gastos innecesarios. Y hay propaganda de todos colores, de todos los partidos y con gente que ni conocemos, pero que ellos quieren que conozcamos… Candidatos de todo color, políticos anunciando sus informes, unos lanzándose a algún puesto, otros denostando a algunos, delegados “comunicando” logros, en fin, todo sigue siendo basura. Basura que cuesta mucho dinero y que bien se podría emplear en otras cosas. 

Pero no, el caso es gastar, el fin es llenar de porquería nuestro entorno, el caso es poner miles de spots cada dos minutos, en cada estación, en cada canal, en cada rincón, en todos lados… 

E insisto, esto apenas empieza, ya platicaremos cuando esto acabe, cuando el INE regañe a los partidos, y los multe y les recomiende que le bajen a su basurita… Y a los partidos les valga madres…

Obituario: Cruz Azul fracasó otra vez, no importa cuándo lean esto.

lunes, 19 de marzo de 2018

Desayunando con Margarita, la candidata


Margarita lo logró, Armando Ríos Piter se quedó muy lejos, el otro señor, que se hace llamar “el Bronco” (con lo que le costó a mi Lupe Esparza recuperar su nombre) quedó cerquita, pero no lo suficiente, a mi Mary Chuy, después del accidente, ya no le dio tiempo y Pedro Ferriz sigue pataleando para ver si sus golpecitos le pueden hacer daño a alguien, al que sea, no importa.

Pero allá ellos y sus broncas. El caso es que Maggie ya está en la boleta, “haiga sido como haiga sido”, tiene su cuatro por ciento de la intención de voto y seguro va a ganarse la simpatía de uno que otro indeciso. Ella está feliz, renunció al financiamiento público para su campaña y su marido ya está promoviendo desayunos con la candidata. El ex presidente publicó en twitter: “Desayuno con @Mzavalagc en Club de Industriales Guadalajara. Cooperación $1,000 más lo que quiera donarse. Importante llevar cheque o tarjeta bancaria”. ¡Eso! Al más puro estilo de Frank Underwood, antes de caer en desgracia, claro. Ahí está la invitación, sí, es desayuno, pero no va a haber pan. ¡Já! ¡Chistazo!

Margarita apoyó a Don Felipe todo el tiempo, fue una primera dama digna, formal, reservada, un tanto gris, sí, pero siempre prudente y en su sitio. Ahora es turno de Feli, ahora es su obligación convertirse en un Bill Clinton alternativo y apoyar con todo su amor a su simpatiquísima esposa en este sueño de la presidencia.

A Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón se le nota a leguas que le revienta que le incluyan en su nombre el apellido de su marido, sin embargo es una loza con la que tendrá que cargar toda su vida. Pero ni modo, a hacer de tripas corazón, sobre todo ahora que su lastre, perdón, su marido, está tan solícito arrimándole el hombro a su señora esposa.

Yo sí voy a ir al desayuno, mil pesos, sin pan, no me parece caro. Eso sí, con la fruta, el jugo y mi omelete, me desquito. 

Obituario: Estoy picado con la telenovela “Por amar sin ley”, ¡grandes actuaciones y la mejor comedia involuntaria que yo haya visto! Una verdadera joya.